*La siguiente es una opinión escrita por María Barredo (sí, mi madre) que nunca me había mandado un texto para publicar aquí por diferentes razones pero que en este caso siente la necesidad de expresarse y ser leída, me parecía que este blog era un buen lugar para que lo haga.*

El **30 de Enero de 2006** una bomba explota en los aparcamientos de la **T4 del Aeropuerto Madrid Barajas**, mueren dos ecuatorianos residentes en España, no importa si son legales o ilegales, sin importar si son blancos, indígenas, altos o bajos, o si proporcionan mano de obra barata, si residen en Madrid, Murcia o Valencia, **lo importante es que han muerto porque ETA los ha asesinado**.

La organización de ciudadanos ecuatorianos, residentes en España **desean manifestarse y rendir tributo a sus compatriotas**, ellos no entienden de partidos políticos, ideologías, sindicatos, periodistas, PSOE o PP.

Tampoco están midiendo las palabras que deben de poner en las pancartas, sea libertad, justicia, condena, etc. **Ellos sólo desean manifestarse y rendir tributo a sus compatriotas**.

¿Es tan difícil para las organizaciones de víctimas, para los sindicatos, periodistas, PSOE, o PP, entender aquello? Es muy complicado desprenderse por unos minutos de todo tipo de conveniencias, intereses o ideologías y simplemente unirse al dolor de un grupo de personas ecuatorianas que solo desean **manifestarse y rendir tributo a sus compatriotas**?

España y los españoles sienten el dolor, la ira, la rabia, la desprotección, la falta de libertad, el deseo de justicia y la condena para todo cuanto tenga que ver con la palabra "ETA”, por tanto el sábado 13, este grupo de ecuatorianos estarán muy agradecidos si ustedes los acompañan a unirse para **manifestarse y rendir tributo a sus compatriotas**.