Los 80 fueron unos años muy locos, prueba de ello es la invención -y el peinado- del músico Lou Reimuller en 1986.

Se llamaba Teenar y era un maniquí transformado en guitarra eléctrica. Funcionaba a la perfección y además daba sentindo a la expresión tener un cuerpo de guitarra.

Muy joven para mi gusto.

(Vía Neatorama)