Enrique Dans que estuvo en **LeWeb3** [*blogueó* casi-en-vivo el evento](http://edans.blogspot.com/2006/12/leweb3-segundo-dia.html) y llegó a publicar lo siguiente:

> La tarde está generando ciertos sentimientos encontrados. Por un lado, hay un cierto nivel de queja, proveniente sobre todo del lado no francés, acerca del hecho de venir desde otros lados del mundo para ver un programa determinado, y acaba r viendo, tras cambios súbitos, a un político francés hablando en francés para un público francés. De hecho, la organización ha reaccionado rápidamente consiguiendo traducción simultánea, pero hace un rato, un ponente ha expresado un cierto resentimiento con ese tema durante su turno de preguntas y ha cosechado un gran aplauso. Por otro lado, el problema de tener políticos en la sala es evidente: llegan rodeados de seguridad, lo interrumpen todo, fuerzan a adaptar el programa a su agenda como si fuese imposible tenerles esperando educadamente un ratito a que el ponente anterior termine como las personas normales, y hacen, como ocurrió esta mañana, que se corten súbitamente las comunicaciones 3G durante el tiempo que el político está en la sala. La verdad es que sería un verdadero detalle a agradecer que los políticos fueran un poco más "personas normales"...

Me llama la atención dos cosas, el hecho que en la conferencia se haya hecho tan evidente que la presencia de políticos no era bienvenida del todo (sobre todo para el lado *no francés*) y que hayan cortado súbitamente las comunicaciones 3G durante el tiempo que el político está en la sala, ¿qué clase de práctica es esa? -- Las cosas se pusieron aún peor, Enrique también lo contó:

> hablando Nicolas Sarkozy. De entrada, mucho, mucho peor que esta mañana con François Bayrou. Mientras Bayrou llegó y se sentó en un sillón para dar una pequeña charla informal y someterse a las preguntas de los asistentes, Sarkozy llegó con su séquito, tomó el atril, y soltó un discurso de marcado carácter preelectoral con declaraciones de intenciones, plagado de elementos como el control y la regulación de Internet y sus contenidos, la protección por encima de todo de la propiedad intelectual, y todas las generalidades conocidas acerca de lo importante que es la priorización de acciones gubernamentales de cara al desarrollo de la red, demostrando que los políticos son los únicos seres de este mundo capaces de creer que la red se desarrolla gracias a lo que hacen los políticos. Para terminar de destrozar la impresión causada, Sarkozy finalizó su exposición, y antes de que terminase el aplauso de la sala, ya tenía un pie en la escalera para salir por la puerta sin dar lugar a una sola pregunta... viva la conversación...

Exacto...que "viva la conversación"; algunos (inclusive [el mismo Enrique](http://edans.blogspot.com/2006/12/leweb3-la-postconferencia.html)) consideran que la crítica fuerte a **Loïc Le Meur** es injustificada pero no me queda claro que así sea, el usar un evento que tanto futuro puede tener y que le sirve a tantas personas para fines personales del organizador puede ser malo, muy malo...

No tengo conocimiento de primera mano al respecto pero después de leer posts y posts y posts al respecto es la impresión que me ha quedado.