Británico de 25 años sobrevivió luego de caer desde una altura de 5000 metros, "Era un salto normal hasta que intenté activar el paracaídas a 1500 metros. No abrió ni pude hacerlo zafar. Cuando el de reserva falló a 350 metros del piso me di por muerto", declaró Holmes en el hospital. "En esos momentos no hay mucho tiempo para decir adiós. Dije mierda, me voy a morir". Vía Menéame