La rápida recuperación de Pinochet deja entrever que el infarto que sufrió el pasado domingo pudo haber sido un montaje para evadir la justicia -una vez más-. Según cuenta 20 Minutos, los médicos dicen que dicha mejora se debe a una rápida atención médica.

Yo me alejo de conspiraciones y prefiero la explicación de esta viñeta de J.R. Mora en Mangas Verdes.