1164827739 0 Resulta que las imágenes mostradas sobre el documental de fetos de animales supuestamente scanneadas con ecógrafos 3D y 4D no siempre son reales, especificamente la del elefante donde se usa un modelo de silicona creado por Artem, una empresa de efectos especiales a los cuales no le dieron ningún crédito en el documental, pero que dicen sentirse halagados porque se cree que es real.

El modelo fue esculpido en arcilla y cera y moldeado en silicona y la producción se prolongó durante varios meses. Sin embargo, National Greographic no detalló en ningún momento que el animal había sido 'fabricado'. Sólo el diario británico 'Daily Express' hizo referencia en su información a un "modelo especialmente crado".

A falta de un comunicado oficial, fuentes de National Geographic en España han confirmado que "hay algunas imágenes que se hacen con reproducciones de silicona" porque si no podrían ofrecerse de otra manera y aseguran que "también fue así en el reportaje del útero materno".