Cuando lees que países como Nigeria o Chad tienen más libertad de prensa que México (puesto 139) sabes que hay un gran, gran, gran problema, vamos, que no está tan alejado de Cuba (165) y ese es un régimen donde la libertad de expresión no está permitida como tal. Ni Venezuela que tiene un supuesto loco salvaje tirano como presidente (d quien se burlan mucho por acá) tiene una calificación tan baja.

Reporteros sin fronteras publica la quinta clasificación mundial de la libertad de prensa; Corea del Norte, Turkmenistán y Eritrea son descritos como el trío infernal de la libertad de prensa.

En cuanto a México dicen:

Colombia (131) y México (139) tienen cada uno tres periodistas muertos. También hay un periodista mexicano desaparecido en la frontera norte, donde el imperio del narcotráfico pone en peligro a la prensa. Cerrando la marcha del continente, Cuba (165) sigue siendo la segunda cárcel del mundo para los periodistas, con veinticuatro detenidos, y continúa sin tolerar que haya prensa independiente.

...pero no es el único país latino con problemas serios:

La otra sorpresa, en el Sur, tras la buena posición de Bolivia (16), es el claro retroceso de Brasil (75) y Argentina (76). El país-continente lusófono tiene este año un periodista muerto, y siguen siendo numerosos los ataques a la prensa local. En Argentina, donde son execrables las relaciones entre la prensa nacional y la presidencia, la retirada de subvenciones a los medios de comunicación no es el único medio para ponerles al paso. Las suspensiones y los despidos se llevan a cabo a veces por presiones directas de los cargos políticos.

Venezuela sigue teniendo un puesto bastante bajo (115) pero por encima de muchos países que normalmente se considerarían mejores y con mayores libertades.