R. Garduño y E. Méndez en La Jornada:

La presidencia de la mesa directiva de la Cámara de Diputados pretendía instalar una cortina de vidrio de 2.2 metros de altura y centímetro y medio de grosor a lo largo de la tribuna parlamentaria con el propósito de proteger al presidente electo, Felipe Calderón Hinojosa. El tiempo estimado para concluir esta protección es de tres días.

Además, la presidencia de la Cámara ordenó la instalación de 150 macetones con plantas de dos metros de altura que funcionarían como muro protector de la tribuna camaral. Otra medida de seguridad consiste en desplegar elementos del Estado Mayor Presidencial en el interior del salón de plenos, además de un contingente de 50 guardias en la zona conocida como tras banderas.

(Gracias Jose Luis López)