El viernes escribí un post llamado "México es hipócrita en cuanto al muro fronterizo" post en el cual ejemplificaba las contradicciones en las que cae México al intentar meterse en las decisiones de Estados Unidos de construir el muro fronterizo pero al mismo tiempo impide la opinión de extranjeros dentro del territorio mexicano sobre asuntos políticos (o casi cualquier otro asunto).

Afortunadamente muchas personas entendieron el punto que intenté hacer: no es realmente "culpa" del gobierno, en realidad es culpa de muchos mexicanos que se ven reflejados en el gobierno anterior y actual. Pero va aún más allá: se trata de cómo se suele usar el Artículo 33 de la constitución mexicana para coartar el derecho de libre expresión que gozamos los extranjeros.

El ejemplo más palpable viene de un blog llamado "Vida digital y natural" escrito por un tal Morfo que (para variar desde el anonimato) dice:

Denúncialo
Ya basta! Hay muchas cosas que a un extrajero se le puede perdonar, pero hay otras que simplemente no se les puede pasar por alto como llamar hipócrita a todos los mexicanos por no compartir la opinión de un extranjero que reside trabajando en el país.

Lejos de un discurso patriotero barato y de sentimientos por la nación que estan desapareciendo, este sujeto ya cruzó la línea de la amable hospitalidad hacia la ghostilidad abierta con fines puramente ecónomicos. Simplemente no se vale. El mismo zoquete, el cual no nombraré pero ustedes identifican plenamente, cita el artículo 33 e la constitución y la llama anacrónica e hipócrita sin más miramientos que su torcido juicio.

Así que por este medio solicito a toda la comunidad internauta impulsar la expulsión de este señor que no ha hecho más que difundir mentiras y descalificaciones a la gente que la ha hospedado y al país que le ha dado de comer.

El Instituto Nacional de Migración recibe denuncias sobre peronas extranjeras que violen flgrantemente el artículo 33. EL formulario de denuncias esta temporalmente deshabilitado pero tambien reciben denuncias vía telefónica.

El teléfono es:01 (55) 53 87 24 00.

Si la intención de Arcos erea generar polémica con sus niñerias creo que la fama que obtendrá por la expulsión de su país por actividades ilegales será el tema principal de sus blogs de aqui hasta la nausea.

Dejando a un lado la pésima ortografía y los insultos a mi persona, este es el típico argumento y un perfecto ejemplo de algo que he tenido que vivir durante años en este país: "aplícale la 33 por opinar de México". Esta es la forma con la cual, los que no tenemos la suerte de ser mexicanos, somos callados una y otra vez. Yo soy sólo uno más, pero esta historia se repite una y otra vez y la tengo que escuchar constantemente de extranjeros viviendo en México.

El tal morfo no es el único, basta hacer una búsqueda en Google Blog Search para encontrar blogs donde se intentan organizar para sacarme del país, ¿el motivo? mi nacionalidad, cito textualmente:

Si no te gustan las cosas en México llégale a tu sucio país de mierda hijo de puta! solo eso me faltaba! un sucio sudaca mamando pito! y por ahí hay uno que otro español que se le ocurrió decir pendejadas también chinguen su madre culeros! ya mucho aguantar su puto tono de voz como.

¿Cómo describirlo? -- ¿racismo? -- ¿xenofobia? ...de todo, ¿no? -- Es probable que a la mayoría no le importe mucho la falta de garantías de libertad de expresión para extranjeros que se dan en este país (en el cual vivo hace 9 años y al cual quiero muchísimo) pero a mi si me importan y mucho.

El problema más grande: la censura es aplicada por personas que se sienten incómodas ante una opinión y no por el gobierno mexicano y es ahí justamente donde reside la hipocresía a la cual me refería en mi post anterior.