El equipo desarrollador del Internet Explorer 7 envió este pastel a los chicos de Firefox felicitándolos por el lanzmaiento de la 2da versión de su navegador.

Aseguran que no tenía ningún tipo de veneno.

(Vía Bitelia)