El Instituto Nacional de Migración de México tiene un comportamiento bastante especial estos últimos meses que llamó la atención de los medios desde el caso de Valentina Palma.

Hoy La Jornada tiene dos noticias de acciones cuestionables y extrañas:

  1. Rechazan las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la razón es que el procedimiento para expulsar a Valentina Palma y otros cuatro extranjeros en el caso de Atenco fue bajo derecho.
  2. INM intenta retener a extranjeros sin pruebas o evidencias, a los abogados relacionados con el caso de abuso sexual por Norberto Rivera.

Se que hay muchos extranjeros viviendo en México que leen este blog, sólo puedo decirles que por el momento tengamos un poco más de cuidado y precaución con estas personas de Migración.