Davis Bisbal, nuestro cantante favorito de todos los tiempos, dará un un concierto en el Parlamento Europeo para abogar por la extensión de los derechos de autor de las grabaciones en la Unión Europea de 50 a 95 años (contando desde la muerte del autor), es decir, igual que en Estados Unidos.

Quienes están detrás de esto es el IPFI, los mismos que están demandando internautas mexicanos, brasileños y polacos por intercambiar archivos en redes P2P y los que están creando FUD en México.

Entonces al final el interés o el beneficio no es de los artistas sino de las disqueras que pueden mantener el control (comercial, de explotación) de la música por mucho más tiempo. Me pregunto cuánto le pagarán al Bisbal este...

(Vía Barrapunto)