Muchos de los que leerán este post no tendrán idea que es un Atari Jaguar, fue una consola que entró al mercado a finales de 1993 para competir contra el Sega Genesis y el Super Nintendo. De hecho era un equipo bastante bueno para la época, mientras la competencia ofrecía arquitectura de 16-bits, el Jaguar contaba con una de 64-bits.

Eso no detuvo el fracaso de la consola, tal vez por pocos juegos, de acuerdo a los desarrolladores hacerlos era especialmente difícil.

Años después, Ben Heck ha hecho una versión casera portable del Atari Jaguar, espectacular.