Continúa la saga Air Madrid, una aerolínea de bajo costo que a diferencia de otras hace vuelos intercontinentales aprovechando el alto tráfico personas desde países latinoamericanos a España por el tema migratorio.

Hoy cientos de pasajeros protestaron el aeropuerto de Barajas por una serie de retrasos en la salida de los vuelos que en el caso de un vuelo a Brasil tenía un atraso de 60 horas. Como siempre la supuesta razón es la avería de dos aviones.

En 20 minutos:

Al llegar a Madrid, de madrugada, el pasaje fue alojado en un hotel hasta ayer, domingo, por la tarde, cuando debían partir "definitivamente", aunque la compañía "volvió a anunciar que el vuelo se retrasaba un día más".

Esta mujer detalló que "Air Madrid no dio bonos para comer ni beber en el aeropuerto, y no facilitó atención médica ni medicinas a varias personas mayores con tensión alta, a una chica con discapacidad y a una mujer con un tumor cerebral".