Erica Ogg tiene algunos comentarios interesantes acerca del Zune y la manera en que Microsoft intenta venderlo; primero hace énfasis en los social, muestran a parejas abrazándose y conversando siempre con los audífonos puestos [¿quién hace eso?] pero toda la idea es impulsar el Wi-Fi que a mi me parece increíble (un reproductor de audio digital con red inalámbrica incorporada es un sueño no-cumplido) pero eso de que sólo puedes escuchar la canción tres veces hace que no tenga sentido, a menos que lo hackees, pero esa no es ninguna excusa (Atención: Apple no me paga dinero para escribir esto).

También muestra la diferencia entre el Zune y EseOtroReproductorDeLaMarcaDeLaManzana el cuál no voy a mencionar porque no lo quiero defender (ni es el caso), mostrándolo en café una y otra vez sin importar que hay otros dos colores (Atención: en lo que va del post no he mencionado la palabra iPod ni una vez, ni lo he defendido). Microsoft cree que ese debería ser el nuevo color de moda, el problema es que ellos nunca imponen modas, sí que impone reglas (¡Windows!) -- ¿pero moda? -- ¿estilo? -- no creo (Atención: este es un blog, no me gusta ese color cafe y yo escribo aquí para externar mi opinión).

¿Café? pero qué carajos estaban pensando... (Atención: realmente no me han pagado para hablar mal del Zune, es mi opinión y este es un blog, repito: es un blog y no es imparcial, repito: no es un medio, no hay parcialidad, es mi opinión, repito: es mi blog, soy parcial, escribo mis opiniones sobre lo que me gusta y lo que no).