Leo medianamente sorprendido (y digo medianamente porque estos días la memoria aumenta de forma exponencial cada 2 horas) de un llavero USB de 12GB que está feo como las últimas tres cirugías de Michael Jackson pero que te permiten copiar rápido un par de películas y los últimos discos que tu vecino bajó de BitTorrent.

El tamaño es de solo 60×32x10 milímetros con una conexión USB 2.0 de una tasa de transferencia de 11MB/s por alrededor de unos $169.