Si le hacemos caso al texto escrito por Oscar Belategui en el Sur de España, entonces las preferencias sexuales de Larry Wachowsky es el elemento culpable de que Matrix Reloaded y Matrix Revolutions no sean tan buenas como la primera parte, aunque qué es bueno y qué es malo es un tema subjetivo.

De acuerdo al autor del artículo Larry Wachowsky dejaba a un lado las grabaciones para maquillarse y vestirse igual que su novia sadomasoquista. También se horroriza porque el director decidió cambiarse el nombre de Lawrence a Lawrenca; para hacer aún peor el "artículo" Belategui asegura que V for Vendetta no fue dirigida por los Wachowsky por un supuesto desinterés en el cine a favor del universo sadomasoquista, pero la realidad es que los hermanos no dirigen proyectos que no sean 100% creados por ellos (la película es una adaptación de un comic).

Sólo eso faltaba, las preferencias sexuales son las culpables de la supuesta mala calidad Matrix Reloadad y Matrix Revolutions. Una pena que se escriban este tipo de artículos y aún más penoso que se enlacen por ahí.