Hace apenas 10 años, los grandes medios de comunicación ni siquiera se imaginaban que la competencia les llegaría desde una plataforma de acceso y propiedad universal que entonces sólo utilizaban unos cientos de miles de personas. La revista Newsweek publicaba en 1995 un artículo titulado "¿Internet? ¡Bah!". Su competidora Time se atrevía con cábalas tan negras como erróneas: "Internet no está diseñado para el comercio y no acomoda con facilidad las novedades", publicaba ese mismo año. Y según relataba en un artículo reciente el experto en cibercultura y fundador de la revista Wired, Kevin Kelly, los responsables de la cadena de televisión ABC le dijeron sin un ápice de duda a principios de los noventa: "Internet no va a transformar a los consumidores pasivos en activos".

Todos somos periodistas [El País]

(Vía Sonia Blanco)