Soldados que combatieron en Irak recurrieron el stress para justificar la violación, el asesinato a una niña de 14 años, a su familia y el calcinar a un cachorro, durante en el juicio que se está llevando a cabo en Bagdad y que podría acabar en pena de muerte para estos cuatro individuos.

Fue un médico iraquí, quien encontró el cuerpo de Abeer Qasim Hamza al-Janabi de 14 años: desnuda, y quemada de la cintura para arriba, con una herida de bala en su ojo izquierdo. Steven Green, uno de cuatro supuestos culpables de todo esto (y quien dicen que instigó la matanza y violación) se declaró inocente.

Por cierto, resulta que el nuevo gobierno de Irak le da inmunidad por default a todas las tropas extranjeras que permanecen en el país (como las de EEUU). Qué conveniente.