De los micropagos hablábamos hace 6 años (con la popularización de PayPal en EEUU), como una alternativa para ciertos servicios sobre todo en internet, pero algo así es lo que se quiere usar en servicios de diario en la Ciudad de México como el taxi o la comida rápida.

Uno de los elementos clave para la utilización generalizada de micropagos es el método de pago, tiene que ser muy rápido y muy sencillo. Para ello se planea usar los teléfonos celulares (móviles) y permitirle a cualquier usuario hacer el pago con este con una comisión mínima y con un límite de 250 pesos.