Lo que en un inicio pareció una idea muy ridícula, descabellada, que no duraría ni 10 horas cumple hoy un mes. José Luis López tiene una excelente opinión al respecto en Vivir México:

El plantón ha venido a cambiar la vida de muchos: explorar nuevas rutas para llegar, encontrar maneras de mantener tranquilos más tiempo a los niños camino a la escuela, tener acceso a espectáculos de arte y cultura que de otra manera no seria posible –principalmente recitales, conciertos y teatro– y hacer el agosto, por parte de algunos, con toda la parafernalia alrededor del movimiento. Empresarios de la zona han reportado pérdidas económicas, aunque los vecinos del centro lo atribuyen principalmente a la propaganda sensacionalista de algunos medios.

Cumplen un mes campamentos [Vivir México]