Para los geeks del mundo fue una decepción total que Boeing haya tirado a la basura su servicio de internet inalámbrico durante vuelos comerciales llamado Connexion, pero no todo está perdido: ASIQ, una compañía estadounidense basada en Seattle planea ofrecer una alternativa y aún darles a los pasajeros la posibilidad de conectarse a internet durante el vuelo por precios más accesibles.

De acuerdo a Ron Chapman para ofrecer el servicio de Connexion, las aerolíneas tenían que instalar equipos que pesaban 350 kilogramos, un costo de activación de 500 mil dólares y según tengo entendido tener cada avión en tierra durante al menos diez días para la instalación. Lo que ASIQ ofrece es leasing con el equivalente a un costo de 15 dólares por vuelo, para aviones más pequeños el costo bajaría a 5 dólares, traduciéndose a un costo mucho menor para los pasajeros.

Otra de las ventajas de ASIQ es que no está "amarrado" a ninguna marca de aviones (como Connexion, que sólo funcionaba con aviones Boeing) y estará disponible a partir de 2007.

(Vía FayerWayer)