Dicen que no hay ni habrá violencia ahora en épocas post-electorales pero seguramente se refieren a la física porque en cuestiones verbales e ideológicas México está viviendo una polarización que pasó de la política y ahora se vive en toda clase de niveles, esferas, ideas, pensamiento, predilecciones y actividades.

Dicho eso, no me parece de lo más extraño que un perredista, el senador Antonio Soto Sánchez dijo que el próximo 1 de septiembre, cuando el presidente de México Vicente Fox de su sexto y último Informe de Gobierno, “podrían suceder cosas muy graves".

¿Qué sigue?