Debo de aceptar que aún no me creo del todo lo que está sucediendo con RocketBoom (por momentos pienso que es una broma que se está haciendo muy grande). Me cuesta muchísimo creer que un problema de egos entre Andrew y Amanda esté causando esto. Aún me cuesta creer que un fenómeno (porque eso es RocketBoom) que se había manejado tan bien hasta ahora se esté convirtiendo en una pelea pública y si continúan así será el hundimiento público de un sitio que alguna vez fue realmente bueno y quien hizo que el videoblogging sea lo que es hoy.

Muchos dicen que RocketBoom sin Amanda Congdon no es RocketBoom, entiendo las razones por las cuales muchos dicen esto pero temo no estar de acuerdo. Si el internet es un medio entonces se mueve muchísimo más rápido que los tradicionales, no pasará más de 2 meses antes que RocketBoom con el/la nuevo/nueva conductor(a) siga siendo el mismo hit que es hasta ahora. Si Amanda efectivamente ya no está involucrada con el proyecto realmente necesita mantener su nombre en la cima del nicho al cual llega, sino se muere y es que de verdad los nombres en internet, sobre todo en la blogosfera/podosfera/videosfera, si no están en constante movimiento y actividad se mueren de un día para el otro... ¿o alguien se acuerda aún que Elisa Carreras estuvo alguna vez en Mobuzz TV?

Actualización: La noticia llega ya al Washington Post.