La República tiene un interesantísimo artículo explicando el costo y las consecuencias de la visita de Ratzing... errr... Benedicto XVI a Valencia, España; entre otras cosas:

  • Construcción de una suite de estancias dentro del palacio arzobispal lujosamente adornadas, de acuerdo al artículo costaron una fortuna.
  • Lineas de metro que pasan por debajo del intinerario del papa han sido cerradas.
  • Durante su estancia, las antenas repetidoras de los teléfonos móviles han sido desactivadas para evitar atentados, dejando a medio millón de usuarios sin cobertura.
  • Instalación de sistemas ocultos que crean microclimas para bajar la temperatura ambiente de 40 a 24 grados. El costo no ha sido revelado.
  • Instalación de una costosa cruz luminosa que estará en pie durante algunas horas, nunca más se usará.
  • Tala indiscriminada de árboles en al área donde se llevará a cabo la misa para 3 mil personas.
  • Vecinos viviendo en el centro o lugares adyacentes al recorrido papal tienen prohibido aparcar sus coches en dichas calles. Los propietarios de garajes no pueden sacar sus autos.

Lo que no cuentan de la visita del Papa