Días atrás Al Scillitani escribió en su blog: "Dear Google, You're Giving Me a Headache" (Querido Google, me causas dolores de cabeza), donde explica que cada vez que entra a su cuenta de AdWords y ve un cambio en la interfaz (al parecer son constantes) le da dolor de cabeza. En la ironía de momento Scillitani le pidió a la empresa que le mande unas pastillas para quitarse el malestar.

Para sorpresa del blogger, efectivamente recibió algunas pastillas de acetaminofén por parte de Google, junto a una carta escrita a mano que decía:

Dear Al,

I hope this helps you keep up with the many Adwords changes.

PS: You are reading the Inside Adwords Blog, right?

Es increible que una empresa tan grande se tome la molestia en detalles tan pequeños. Más que celebrarle cualquier tontería a Google, es mostrar los beneficios de escuchar a tus usuarios y contestarles de formas creativas.