El Doctor Simi (Victor González Torres) fue el responsable de poner la nota surrealista a las elecciones 2006 de México; este empresario que luchó por su registro sin éxito convocó a la sociedad a votar por el pidiéndoles que anoten su nombre en espacios en blanco de las boletas.

Hoy el señor puso una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) en contra de Luis Carlos Ugalde, presidente consejero del IFE, por un supuesto abuso de autoridad al no permitir que se computaran los votos que presuntamente recibió el domingo pasado.

Para colmo, el simicandidato dice haber obtenido 8% de los votos según dicen sus propias encuestas:

Afirmó haber contratado a tres empresas para la realización de conteos rápidos, pero nunca informó sus nombres ni los resultados arrojados por cada una de ellas.

Calificó como un logro que un candidato presidencial ciudadano ``sin partido y sin dinero' haya obtenido 8% de la votación'. Sin embargo, al preguntarle cuánto representaba en votos ese 8%, González Torres no supo qué responder.

Raro, raro, raro, raro.