De acuerdo a Candelario Acosta Gómez de Diario de la Tarde el Partido de la Revolución Democrática (PRD) "pretende enrarecer artificialmente en Tabasco la jornada electoral del 2 de julio, con un plan estratégico denominado Proyecto 2/7, que comprende una serie de acciones para desacreditar la limpieza de la contienda, controlar el tránsito de votantes con retenes en municipios con gobiernos perredistas, y clamar mediáticamente el ‘fraude electoral’ si los re-sultados le son adversos".

Esta fue la denuncia de una ONG acreditados para fungir como observadores durante la elección federal. Que sean organizaciones de este tipo no los hace dueños de la verdad pero supuestamente los hace más imparciales y apartidistas.

Con documentos en mano y videos, revelaron que el partido del sol azteca se está preparando para frente a un escenario de derrota, echar a andar un plan integral cuyo objetivo es enturbiar el ambiente de tranquilidad, mismo que tiene como principal autor al grupo radical Venezuela Bolivariana, “con lo cual se está confirmando el vínculo que siempre ha negado este partido con el gobierno del Presidente Hugo Chávez”.

Grupos y Movimientos, que aglutina a tres ONGs son los responsables de dichas acusaciones.