De acuerdo a Milenio Tabasco, un grupo de perredistas irrumpió al medio día de ayer de forma violenta en una reunión de capacitación que realizaban representantes de casilla de la Alianza por México del cuarto distrito, con sede en Villahermosa.

Con el pretexto de que en ese sitio se realizaba un operativo de compra de votos, comenzaron a agredir a los organizadores que se dieron cita en el salón de fiestas de Grupo Varsa.

La reunión se realizaba en observancia a lo previsto en el artículo 190 inciso 2, del capítulo Campañas, que establece textualmente: “El día de la jornada electoral y durante los tres días anteriores a la celebración de la jornada electoral, no se permitirá la celebración ni la difusión de reuniones o actos públicos de campaña, de propaganda o de proselitismo electoral”.

Ricardo Iván Marín Hernández, representante del candidato de la Alianza por México en la reunión, aseguró que no se hacia proselitismo electoral, no había presencia de candidatos, ni se regalaban promocionales alusivos al candidato.

Pero en la tarde las consejeras electorales Aída Castillo Santiago y Nurith Reyes Espinosa acudieron y reconocieron la legalidad de la reunión de acuerdo a la nota de MIlenio.