Rim7100GEn mi continuo esfuerzo por ser más productivo, buscaba algún dispositivo móvil que me permitiera:

  • Estar siempre online (aunque no haya Wi-Fi).
  • Enviar y recibir correos electrónicos de la manera más sencilla posible.
  • Teclado QWERTY o que se acerque lo más posible.
  • Pantalla de tamaño decente.
  • De ser posible, con teléfono celular.

Todas estos puntos se cumplían con una Treo o una LifeDrive de Palm. El primero me permitiría todo lo anterior (estando online con una conexión GPRS) y con la segunda opción estaría conectado vía Wi-Fi pero sin línea celular.

El problema de cualquier modelo de Palm es que son caras y que tienen métodos antiguos para hacer cosas nuevas, me explico:

  • Las Palm no son multitasking, en algunos casos lo son a medias pero en la mayoría sólo puedes usar un programa a la ves. Hace un año y medio usaba un Nokia 6600 (que aún extraño un poco) con Symbian que era 5 veces más barato que el Treo y era completamente multitarea.
  • El proceso para conectar a una red inalámbrica con una Palm es bastante tedioso.
  • No hay push-email con una Treo, tendría que entrar al VersaMail o buscar una forma de que baje correo cada X tiempo.
  • Soy keyboard person, intento usar lo menos posible el mouse y lo más posible el teclado, eso del stylus en la pantalla táctil se me hace muy incómodo, entiendo la novedad hace 5 años pero, según yo, debe de haber mejores maneras de hacer esas cosas, no me refiero al stylus en sí, sino a la interfaz gráfica de una Palm que es como usar Windows 95 el día de hoy.

Después de leer extensivamente, de hacer preguntas a un par de personas con Treo (gracias León), a otros con LifeDrive (gracia Andrés) y por último a algunos otros que usan un Blackberry (gracias Armando), decidí por la tercera opción. ¿Por qué?

  • Push-email. No es como un programa de correo electrónico que revisa cada 5 minutos si llega un email, el método (¡unicamente eso!) se parece más a la manera en que recibes un SMS o un mensaje vía MSN Messenger, te llega casi en el momento que fue enviado.
  • Teclado, el modelo que yo tengo es el 7100g usa una mezcla entre teclado normal de teléfono y distribución QWERTY lo cual tiene una curva de aprendizaje un poco larga, pero 48 horas mas tarde me estoy acomodando bastante bien.
  • Es multitarea, por lo que puedo tener siempre abierto, por ejemplo, el Google Talk para Blackberry, los mensajes y el navegador web.
  • Línea de datos ilimitada. Cuando obtienes un Blackberry te dan una línea de datos con acceso a internet ilimitada, en México esto cuesta 299 pesos (unos 27 dólares mensuales) que se pagan solitos con la cantidad de tiempo que ahorras.
  • No es bonito, es funcional; no me interesa mucho que se vea bien, me interesa que funcione bien, exactamente eso hace un Blackberry.
  • Su interfaz gráfica funciona.
  • Optimizado para lograr lo que hace mejor: comunicar.
  • No hay pantalla táctil, no hay stylus, hay rueda lateral. No tengo que sacar una plumita cada vez que quiero usar el aparato, ni poner mis dedos en la pantalla. La rueda lateral para navegar e interactuar es increiblemente útil.

A las Blackberry le dicen Crackberry porque te vuelves un adicto a ellas. Algunas personas me recomendaron no comprarla porque especulaban que una persona como yo, que me la vivo online caería en un nivel de adicción fuerte. Tenían toda la razón. 48 horas más tarde no se cómo podía vivir sin una.

Yo estoy comparando mis primeras experiencias con este aparatito a mi primera vez usando internet, o la primera vez que me conecté desde una laptop a internet vía Wi-Fi.