De acuerdo a Ocho Cuartos, después de La caida de Edgar, You Tube se popularizó tanto en Monterrey que es posible ver este tipo de videos:

En el primer video Daniel González pone en evidencia al chofer de un bus, hasta ahora todo bien. El problema es cuando, por medio de provocaciones y agresiones, Daniel intenta hacer la noticia aprovechando que tiene la cámara; que una persona cometa actos de corrupción y soborno no justifica que lo insultes. Lo mismo sucede en el siguiente video, en donde se pone bastante, bastante agresivo, pero siempre con su cámara en mano. Y es que esa no es la manera de argumentar, ni discutir, ni demostrar que tienes la razón:

¿Qué tal eh?

Ese a veces es un problema del periodismo ciudadano, tal vez repitiendo los malos vicios que nos enseñaron algunos noticieros amarillistas en donde los periodistas se meten en peleas y argumentos con tal de sacarle "más jugo" a la noticia. ¡Ojo! esto no es una generalización, más bien un ejemplo de lo que no hay que hacer y así tener más criterio de lo que vale la pena ver y lo que no.