Convocó a una rueda de prensa al medio día solo para cancelarla y enviar un comunicado escrito a los periodistas presentes donde explica que pospone la presentación de los videos donde presuntamente aparecen perredistas recibiendo o pidiendo dinero a Carlos Ahumada.

Señaló que los presentaría cuando sienta "que no estoy exponiendo la vida de mis hijos, o sea que sienta con hechos concretos, no que me levante y tenga un sentimiento, (sino) que se den las condiciones para que mis hijos no estén expuestos". "Estoy realmente valorando qué es lo más importante, qué precio estoy dispuesta a pagar para desenmascarar a unas personas que finalmente tienen el poder y lo usan a su beneficio"

Tras expresar que sí está asustada, mencionó que el atentado le ha puesto un alto que le hace pensar "la conveniencia de seguir divulgando lo que sabemos de la corrupción dentro de la gente cercana a Andrés Manuel López Obrador, yo no puedo exponer la vida de mis hijos ante cualquier cosa".

"Carlos (Ahumada) estará el tiempo que falte por estar ahí (en la cárcel) pero va a salir vivo, yo no quiero tener en mi historia la muerte de alguno de mis hijos", agregó. Informó que hablará con Carlos Ahumada para determinar cuándo daría a conocer los videos y "tomar la decisión en estos días".

También dice que el proceso que se le sigue a su esposo Carlos Ahumada y que lo mantiene en la carcel está lleno de irregularidades, barbarie y cosas burdas.

Yo no puedo evitar pensar que todo esto se creo para distraernos de algo, ese algo nadie lo sabe, pero el timing es perfecto, hoy es el debate, la tensión es fuertísima en todo el país, unos videos que supuestamente le darían la vuelta a las preferencias electorales no se presentaron, ya no queda claro si existen o no, hay contradicciones y un largo etcétera.

Solo podemos esperar que antes, durante o después del debate (y de las elecciones, claro) no pasen cosas más graves.