Para octubre, 2009, Rusia planea enviar una cápsula de exploración a Marte, la expedición de la Phobos-Grunt tomará tres años y su primera etapa consistirá en traer a la tierra muestras de Phobos, una de las lunas del planeta para ser analizadas a detalle en laboratorios científicos.

Estas pruebas podrían responder a un gran número de preguntas relacionadas con la física de nuestro sistema solar según un comunicado de la agencia espacial rusa. De forma paralela la Agencia Espacial Europea (ESA) planea una misión a Marte de 700 millones de euros llamada ExoMars la cual iniciará en 2011.

El artículo en Physorg.com dice también que Nikolai Sevastyanov de RKK Energia aseguró que Rusia estaría lista para lanzar misiones a Marte en 2030.