Hoy la cámara de representantes de Estados Unidos decidió tirar a la basura el concepto de neutralidad en internet, un acuerdo implícito desde el nacimiento de la red en la cual todos los proveedores tratan de la misma forma a todos los sitios.

Por medio de este acuerdo las compañías grandes tipo AT&T tendrán el derecho y posibilidad de ofrecer conexiones más rápidas a quienes puedan pagarlas (veo que Google será de los primeros en sufrir este problema) y una más lenta para el resto.

Eso no es todo, tan solo el principio, con la falta de neutralidad en internet los consumidores finales podrán verse afectados, no solo tardaremos más en entrar a ciertos sitios, también cabe la posibilidad que el proveedor de internet bloquee el acceso a algunos servicios para reemplazarlos por los que ellos elijan. Bastante alarmante.

Cabe recalcar que el internet sigue siendo decentralizado y esto sucede en Estados Unidos, si vives en otro sitio no sentirás el efecto, al menos no directamente. Si esto se llega a dar, el rechazo será tal que veremos protestas sin precedentes.

La cosa es tan grave que Eric Schmidt, CEO de Google ha escrito una carta por medio del blog oficial de Google Adsense a quienes publicamos sitios, explicando el impacto que podríamos sufrir, vale la pena leerlo.

Si eres blogger te sugiero fuertemente que escribas al respecto, intentar educar a tus lectores acerca del potencial peligro que representan estos eventos.