Victoria Méndez Márquez del PRI sospecha que hay una relación entre el IMPI, la PGR y la BSA razón por la cual ha llamado a rendir cuentas; el problema de esta relación es que probablemente se esté entrenando a jueces, peritos, policías e inspectores para beneficiar a compañías como Microsoft y otras que son parte de la Business Software Alliance cuando se trate de casos relacionados con la piratería.

Todo esto surgió a partir de ese famoso caso del cual escribimos meses atrás en que Microsoft, Adobe, Autodesk y Symantec falsearon datos en México para lograr una acusación anti-piratería en contra de la empresa Consultores en Computación y Contabilidad (CCC) en 1997.

Resulta que estas empresas incurrieron en una serie de hechos ilícitos como declarar falsamente ante el Ministerio Público Federal, continuar dolosamente el trámite de una averiguación previa, prefabricar, comprar y aleccionar testigos, e inclusive, falsificar facturas, según se explica en la sentencia a favor de Víctor Armando Rendón de Consultores en Computación y Contabilidad.

Algo me dice que esto terminará en nada y la IMPI o la BSA seguirán operando entre lo legal e ilegal.

(¡Gracias León Felipe!)