La religión católica sigue dando de qué hablar, ahora le toca al padrecito Pedro Camacho que en misa en el pueblo Sangonera la Verde en España anda repartiendo amor a diestra y siniestra con declaraciones como:

  • Los hijos de las separadas se suicidan a los 14 años.
  • [A los mayores] les queda ocho o diez años de vida y tienen que ponerse a rezar, dejar de salir y arreglarse menos.
  • Los homosexuales son personas que no deben de estar en este mundo.
  • La mujer está hecha para servir a su marido para que cuando él llegue lo esté esperando, con la cena puesta.
  • Las mujeres son todas asesinas porque aprueban el aborto.

Todo esto según declaraciones de 140 vecinas del pueblo que han enviado una carta al obispo de la diócesis de Cartagena quejándose de lo que este señor dice durante la misa. También aseguran que da trato discriminatorio a las separadas señalándolas con el dedo.

20 Minutos entrevistó al curita quien admite haber hablado durante misa de la mujer, el aborto y lo gays pero "siguiendo la doctrina de la iglesia" (!!!)

Les dejo a ustedes la última palabra.