No imaginé que Enchílame, la versión mexicana de Menéame crecería a ese ritmo. He estado monitoreando el sitio toda la tarde y he notado algunas cosas interesantes:

Me pregunto si este éxito se puede replicar en otros países aparte de México. Me queda claro que Enchílame es para México lo que Menéame es para España. ¿Qué sigue?