Según Rodrigo Morales, fue un empleado el que filtró información padrón electoral del IFE la cual fue presentada hace unos días por Carmen Aristegui en su programa de CNN en Español.

Sin revelar el nombre, precisaron que el responsable de la filtración fue inhabilitado de inmediato y puesto a disposición de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Explicaron que las consultas a los expedientes electorales de Josefina Vázquez Mota, Manlio Fabio Beltrones, Luis Carlos Ugalde, Diego Zavala y Felipe Calderón, se hicieron con una clave confidencial que el IFE entrega a los 200 funcionarios de la institución que desempeñan labores relacionadas con el padrón electoral.

Sin embargo, sostuvieron que la información contenida en el padrón electoral es inviolable, pues sólo se tiene acceso a nivel de consulta, no se le pueden hacer modificaciones.

Me huele a que esto es mucho más grande y el IFE intenta taparlo con la excusa de que no se puede modificar el padrón. Eso no está en discusión, lo que se pone en tela de juicio es el hecho que la privacidad de los mexicanos no vale ni dos pesos, que cualquier funcionario, empleado y hasta partidos políticos pueden hacer lo que les da la gana con datos privados y a nadie le importa; parece ser que al IFE tampoco.

Demasiado raro también es que no den el nombre del culpable. WTF?