Más sabe un maquero por viejo que por maquero. Al día siguiente del lanzamiento de la MacBook Pro escribí un post explicando que lo mejor es evitar la primera generación de cualquier equipo lanzado por Apple, ya que generalmente usan a sus clientes como beta testers y terminan experimentando toda clase de problemas con sus nuevas adquisiciones.

La MacBook Pro no es la excepción y a lo largo de estos cinco meses se han presentado toda clase de problemas, algunos de los más típicos:

  • Recepción Wi-Fi pobre
  • Sonidos extraños causados por la pantalla o el CPU
  • Temperaturas altísimas en ciertas áreas de la laptop

Ahora resulta que algunas baterías están fallando. Si tienes una MacBook Pro y el número de serie de la batería es igual o inferior a W8608 probablemente esté afectada y haya que cambiarla.

Es cuestión de contactar a la oficina local de Apple y explicar tu problema. Dicho sea esto, mi última PowerBook (desde la cual estoy escribiendo) llegó con la batería total y completamente muerta. Un corto intercambio de correos electrónicos con Victor Tacher de Apple México hizo que tuviera una batería nueva y funcionando en menos de 24 horas.