En TV Azteca está prohibido hablar del Opus Dei, los Rolling Stones, el subcomandante, Depeche Mode o Mandoki, esa es la simple pero en realidad sumamente complicada razón por la cual salen del noticiero de la mañana de TV Azteca Javier Solórzano y su equipo incluyendo a Ilana Sod que hace un recuento en su columna del Excelsior de su paso por la televisora desde que se les hizo la propuesta hasta que renunciaron. Lo más relevante (las negritas son mías):

Hay que hablar con Mandoki. Conocer su versión sobre ¿Quién es el Señor López?
Se cancela Mandoki. Se nos fue uno, que no es cualquiera. Ya habrá más oportunidades.

Semana cinco. Marcos está en el DF con La otra campaña. Hay posibilidad de charlar con él.
Marcos no sale.

Hablamos de Depeche Mode. Sobre su documental con fans mexicanos. El impacto de su música en este país.
–Última vez que se habla de Depeche. Es algo de élite.

El mismo caso con los Stones. ¡¡Pero si son los Rolling Stones!!

Semana ocho. El código da Vinci sigue haciendo ruido en el mundo. Aclaramos que el Opus Dei no dará batalla. Prefiere redoblar esfuerzos para informar sobre Jesucristo.

Que no se oiga sobre el Opus o el Código otra vez.

Bueno, ya saben cómo se maneja TV Azteca. ¿Es necesario mencionar que no volveremos a enlazar a nada relacionado con esta cadena? (a menos que no sea para exponer cómo manipulan la realidad nacional e internacional por medio de sus noticieros, claro).

(Vía Rodrigo Aguiar)