¿Han escuchado algún chiste que es tan pero tan malo que no paras de reirte? Eso es Lordi, un chiste que fue demasiado lejos, que se hizo buenísimo y ganó el desgastado Eurovisión. Entre tanta basura ketchupiana aparecía un grupo de heavy metal finlandés, casi salidos del Señor de los Anillos (aunque a mi me recordaban más el pésimo maquillaje de la película de He-Man.

Apenas terminaba el festival, Enrique Dans escribía:

ha sido todo un fenómeno de viralidad movida a través de YouTube desde hace varios meses, y con menciones en múltiples blogs y foros de todo el mundo (8.438 menciones en Technorati mientras escribo esto, ochenta y tantas mil visualizaciones en el vídeo que enlazo de YouTube - y hay como diez versiones) y páginas como Vote Lordi, que ahora mismo exhibe un mensaje que dice en grandes caracteres "VICTORY!!! UN-FUCKING-BELIEVABLE". En España, lo habían mencionado, que yo haya visto, Fernand0, PJorge y BBoing

En Lordi no creía nadie, ni su gobierno que se negó a financiar los efectos especiales y pirotecnia, el grupo recurrió al internet para recaudar fondos, impresionante.

Probablemente sea más impresionante que menos de 10 minutos después terminar de tocar, el video de la presentación ya estaba disponible en You Tube.