Dicen que la paja en el ojo ajeno molesta más que la viga en el propio y eso es justamente lo que pensé ayer mientras leía la noticia de que la Agencia Federal de Investigación (AFI) detuvo ayer a 41 indocumentados en el sureste de México, es muy irónico pues ayer mismo fueron las marchas de latinos (entre ellos muchos mexicanos) pidiendo una política migratoria más justa.

La Procuraduría General de la República (PGR) informó que la primera acción se llevó a cabo en el patio de maniobras de la central camionera de Ciudad del Carmen, Campeche, donde fueron detenidos dos salvadoreños, 11 guatemaltecos y tres brasileños.

En tanto, en la estación fitosanitaria de la carretera Cárdenas-Coatazacoalcos, en La Venta, Tabasco, los uniformados aprehendieron a 25 salvadoreños que viajaban en un autobús con número económico 0631, precisó la PGR en un comunicado.

Hoy en la mañana escribí acerca de la política migratoria mexicana; mientras el presidente de este país intenta negociar un mejor trato para los "paisanos" en el norte, en México no resulta tan extraño escuchar noticias de "caza de ilegales" especialmente centroamericanos.

No soy el único que escribe acerca de estas prácticas. León Felipe Sánchez hace unos meses escribía "No hagas a otros..." un excelente post sobre el trato hacia los inmigrantes que vienen a México.