Alfredo Méndez

El consumismo mercantil no cesó el día del boicot económico antiestadunidense, ya que imperó la indiferencia de decenas de mexicanos que acudieron sin recelo a las filiales de tiendas de autoservicio de capital extranjero en la zona metropolitana. Durante un recorrido por franquicias de Wal-Mart se pudo constatar que el movimiento pro migrante no influyó para que diversas familias acudieran a adquirir despensa aprovechando su descanso constitucional por el Día del Trabajo

Poca participación en el boicot al consumo de productos de EU en La Jornada.