Defensores de las teorías conspiratorias del 11 de Septiembre dicen que el vuelo 77 que chocó contra el Pentágono en realidad era un misil, argumento que tomó fuerza a partir de esta animación en flash que circuló cadenas de emails y miles de sitios hace unos años.

La teoría vuelve a la superficie por el video liberado hoy por parte del Departamento de Defensa de los Estados Unidos a Judicial Watch.

Pero la realidad es otra. Una de los argumentos más usados para asegurar que fue un misil el que chocó al Pentágono y por lo tanto una supuesta conspiración de la administración de Bush contra los Estados Unidos es que no había partes visibles grandes del avión.

Lo que sucede es que el avión chocó a más de 400 kilómetros por hora contra una pared reforzada (el Pentágono está construido así). ¿Qué sucede cuando algo choca tan duro contra un muro de estas características? pasa esto:

El avión no atraviesa la pared como un lápiz perforando una hoja de papel, en realidad tiene un comportamiento que se asemeja más a la masa en estado líquido como se puede ver en la foto.

Partes pequeñas del avión se encontraban regadas por toda el area del Pentágono, esta foto fue tomada minutos después del atentado:

Popular Mechanics consultó a expertos en la materia para publicar el artículo 9/11: Debunking The Myths.