Jorge Aguirre, un periodista que salió a las calles de Caracas a cubrir las protestas contra la muerte de los hermanos Faddoul, tres chicos que fueron asesinados después de estar secuestrados por mes y medio, fue disparado en el pecho por un supuesto policía metropolitano. Antes de morir, Aguirre tomó una foto de quien sería su supuesto asesino.

Según el relato del conductor del vehículo, se encontraban en un atasco en la autopista Francisco Fajardo, a la altura del mural de Pedro León Zapata, cuando un hombre que vestía chaqueta negra, gafas oscuras y que conducía una moto marca Yamaha sin matrícula (que se ve en la foto tomada por Aguirre) se colocó al lado del conductor. Con una pistola en la mano les ordenó que se detuvieran, diciendo «soy una autoridad», pese a que no llevaba ningún documento que así lo acreditara.

'El Mundo' informa de que "al no obedecer este mandato, el presunto policía rodeó el carro y disparó en dos ocasiones contra la puerta trasera del lado del copiloto". Después, el conductor paró el coche, Aguirre se bajó y en ese momento recibió un disparo en el tórax con una pistola 9 milímetros.

La foto en cuestión: