Otro anuncio del PAN atacando a Andrés Manuel López Obrador:

Al respecto, Salvador Leal tiene algunas reflexiones interesantes:

La postura del IFE de censurar comerciales políticos va mucho más allá de una simple contienda electoral. Soy fiel creyente de la libertad; creo que mientras más grandes son los gobiernos, más pequeños son los campos de acción de los ciudadanos. Creo que el gobierno debe limitarse a su vocación de velar por la seguridad de sus gobernados, hacer cumplir el Estado de Derecho y, después, hacerse a un lado en todo el resto de los santitos que se ha (y le hemos) colgado a lo largo de los años.

Es por eso que la actitud del árbitro electoral de mi país me ha molestado mucho. Si alguien calumnia a la otra persona, existen caminos legales (que debieran funcionar, claro) para resolver el problema. Si alguien no está de acuerdo con los mensajes emitidos por los actores políticos, ejerza su libertad y no los escuche. El gobierno y sus ramas (porque el IFE, aunque es un organismo público y autónomo, depende en su integración del Poder Legislativo y los partidos políticos nacionales) deberían dejar la censura a un lado y respetar el derecho de los ciudadanos a escuchar lo que quieran, ver lo que quieran y decir lo que quieran. Insisto, si eso que los ciudadanos ven, escuchan o dicen va en contra de los derechos de un tercero, los medios legales establecidos debieran ser los caminos para la resolución del conflicto.

Y justo porque creo en la libertad y quiero hacerme a la idea de que mediante los blogs podríamos hacer la diferencia, aquí está uno de los spots que el IFE censuró. La liga original está aquí y me encantaría que lo compartieran; si ellos no nos dejan verlo, nosotros no tenemos por qué quedarnos con las manos cruzadas