Ayer les contaba lo lindo que me parecía que Google recuerde al pintor, escultor, ceramista catalán, en la noche Jorge Ringenbach me contó que la familia de Joan Miró ordenó a Google retirar dicho logo.

Para Jorge hacer esto es una grosería, y el siendo experto en derechos de autor me explicó que Google tenía todo el derecho a mantener el logo aún cuando la familia de Miró haya "ordenado" que lo quiten.