Blanche Petrich, en la Jornada:

Funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) presentaron al gobierno de Estados Unidos un proyecto para que Washington pueda instalar oficinas consulares con derecho a realizar funciones llamadas de ''predeclaración'' aduanal en los aeropuertos mexicanos, evitando la ruta convencional de poner a consideración del Poder Legislativo esta autorización, que contraviene diversas leyes internas.

La vía institucional para aprobar la operación de puestos consulares extranjeros en los aeropuertos del país -explican los funcionarios mexicanos a sus contrapartes estadunidenses en un documento extraoficial, del cual este diario tiene copia- sería indeseable, ya que implicaría la modificación de varias leyes nacionales, entre ellas la Constitución y el Código Penal Federal. Este proceso, ''considerando el contexto actual, sería muy difícil lograr en el Congreso de México'', indican los redactores del proyecto, funcionarios de la Dirección de América del Norte de la cancillería.

Seguir leyendo...