Participa en la conversación

8 Comentarios

Deja tu comentario

  1. Mmm… Me gustaría saber dónde exactamente o cómo exacftamente es que sabes que «no hay una sola actividad dedicada a los blogs, al periodismo ciudadano ni a herramientas de publicación,» porque como veo en el boletín de prensa hay un espacio dedicado al «periodismo electrónico» que si bien no necesariamente es P3, bien lo puede incluir. Además, considerando que a esas conferencias no van a asistir personas «comunes» por así decirlo, considero de mayor importancia discutir los temas que se van a presentar que algo tan… –odio decirlo así por la marfulla que vendrá– pero «banal» como los «blogs o herramientas de publicación». Considerando que nuestro país, apenas está avanzando en cuestión de banca digital y gobierno digital, y mucho más con el backing-up de la ley de deducibilidad en la gasolina.

  2. La AMIPCI es un rejunte de portales, bancos y empresas de desarrollo de software que poco tiene que ver, y seguro siente algún desconcierto, con la dirección que ha tomado internet en esta época.

    Una amplia mayoría de sus integrantes son o representan a emprendimientos que ganaron mucha plata en el 99 y hoy mantienen el mismo modelo de negocios, basado en vender-espacios-publicitarios-caros-y-upfront, como si fueran televisión (cosa que les encantaría).

    Indudablemente monstruos como Yahoo! y T1msn cuentan con una audiencia «cautiva» que les permite justificar de alguna manera sus altos precios, pero no sirven como alternativa de marketing «inteligente», según creo. Coca Cola puede comprarles espacio para poner banners que logran «impactos» en «retinas», pero no (des)escalan cuando se trata de un negocio chico con un mercado más reducido, pero con idénticas necesidades de subsitir y ganar plata que los grandes.

    Siempre me pareció poco productivo intentar entablar un diálogo con una persona que cae a T1msn (o Prodigy MSN, como se llamen ahora) sólo porque quedó como default homepage en el browser después de instalar el software del ISP. Pero esa gente es equivalente a la que no hace zapping (febrilmente, como yo), y constituye la «audiencia» de los comerciales de TV Azteca mientras plancha camisas en su casa. Y justifica altas tarifas de anuncios, para los que un 0,3% de clickthrough es algo bastante bueno.

    Entonces, con estos antecedentes, «lo que todos sabemos» es que el día de Internet va a ser festejado (y dirigido) por gente que está haciendo severos esfuerzos por ignorar la dirección que tomó la red actualmente, y trata de ordeñar las últimas monedas «the old, comfortable, seven-years-old way».

    Y no se olviden de las variantes como el IAB, el capítulo de Internet del Consejo de Investigación de Medios y similares. Todos integrados por los mismos personajes, algunos más, algunos menos.

    A pesar de todo, cumplen una función, difunden un poco de info y tratan de venderle su producto a medio mundo, lo que a veces genera algunas «externalidades positivas», como por ejemplo, despertar a alguien para que haga algunas preguntas.

    Ayer me enteré que existe una «Asociación de Profesionales de Ferias, Eventos y Afines», así que no hay por qué negar la posibilidad de la existencia de la AMIPCI como lobby group. No es exacto el nombre de la APFEA o como se llame, pero me gustaría hacer una apuesta sobre cuántos socios tiene.

    Full disclosure: He estado en las reuniones de la AMIPCI, conozco a la mayoría de los integrantes, he sido proveedor y cliente de muchos, por ejemplo proveyendo servicios de tecnología o comprando anuncios para una marca de autos (hits, hits, hits!). Y me llevo extraordinariamente bien con la mayoría, pero su posición como «industria» no me gusta.