Este estúpido con cámara mejor conocidos como «happy slappers» (golpean a la gente mientras otra persona lo graba en video con su celular) paga las consecuencias de sus actos.

La noticia en Times Online. Vía Boing Boing